Última Actualización 10 abril, 2019

Cómo se negocia un pagaré

El pagaré es un documento jurídico que se utiliza como medio de pago de una cantidad de dinero en un plazo determinado (en donde ambas partes están de acuerdo), el cual es emitido por una persona (suscriptor) a una segunda (beneficiario o deudor).

Por lo general el pagaré surge tras contraer una deuda por la compra de un producto o servicio prestado. Es un documento muy utilizado por las empresas a la hora de hacer frente a las facturas de sus proveedores en los que los plazos de abono suelen ser de 30, 60 o 90 días, tiempo que permite que se puedan vender los productos y conseguir liquidez para realizar los abonos, en caso contrario se recurre a la negociación de los pagarés.

Formas de negociar un pagaré

Todo va a depender de la solvencia económica con la que cuente la empresa que ha emitido el documento y es una negociación que por lo general se lleva a cabo con entidades financieras, de manera que se debe conocer cuáles serán las comisiones y los intereses que se tendrán que pagar.

Cada vez que se decide realizar negociación de pagarés va a permitir tener liquidez sin necesidad de esperar el cobro de las facturas pendientes, pero a la hora de negociarlos si el suscriptor no está solvente para el momento de su vencimiento y no paga, la entidad financiera reclama el dinero al beneficiario.

Para que la entidad pueda aceptar una negociación de pagarés, siempre va a realizar un análisis previo sobre la empresa que emite dicho documento con el objetivo de conocer su solvencia. En caso negativo, esta puede negarse a descontar dicho documento.

¿Qué es el descuento de pagarés?

El descuento de pagarés consiste en vender dicho documento a una entidad financiera, de crédito o a una empresa que se dedique a este tipo de operaciones (esto solo se puede hacer siempre que el documento no esté vencido) y es una manera de conseguir más dinero.

Para negociar él pagaré solo es necesario presentarlo junto con la factura por la cual se ha emitido a la institución que va a realizar el descuento, que luego de haberlos comprobado y verificado, realiza un acuerdo legal en el que se fijan las condiciones de la operación.

En este tipo de negociaciones el riesgo es muy pequeño. De hecho, las entidades suelen ser bastante flexibles en las negociaciones a diferencia de un endoso sobre todo cuando el propietario del pagaré se hace responsable de la insolvencia. 

Ventajas del descuento de pagarés

  • Se obtiene liquidez antes de la fecha de vencimiento del mismo sin necesidad de adquirir una deuda.
  • Es una operación financiera que se realiza de manera fácil y sencilla sin muchos trámites y papeleos, solo basta con presentar el pagaré junto con la factura.

Negociar pagarés a través del endoso

Este es un procedimiento que consiste en ceder el derecho de cobro a una tercera persona, en este caso su nombre se refleja en el dorso del pagaré con la expresión "páguese a..." Este nuevo beneficiario se encargará de cobrar el pagaré en la fecha de vencimiento.

Generalmente en estos casos la persona que endosa el pagaré adquiere la obligación de cambiarlo en caso de producirse el impago, es decir que es el encargado de pagar al nuevo beneficiario.

El endoso de un pagaré permite que estos puedan circular de manera legal al igual que el dinero y es una buena opción cuando se trabaja con empresas que cuentan con una gran solvencia ya que las entidades financieras no pondrán ningún obstáculo a la hora de realizar la operación. Incluso en muchos casos los intereses que aplican son bastante bajos.

Otra ventaja de trabajar con empresas solventes es que existe un riesgo mínimo de impago, lo que hará que se consiga más dinero en cada negociación de pagarés.

Ventajas del endoso de pagarés

  • No es necesario firmar pólizas ni presentar avales ni garantías de ningún tipo para conseguir financiación.
  • En el caso de España, las cantidades de dinero que son descontadas no le suman riesgo en la CIRBE (Central de Información de Banco de España).
  • Durante el trámite existe garantía, seriedad y discreción.
  • Se obtiene liquidez de manera inmediata.

Características de un pagaré para que sea válido

En el caso de los pagarés no existe un modelo oficial como ocurre con las letras de cambio, por eso, para que este sea válido debe constar de:

  • Fecha de vencimiento en forma correcta y legible.
  • Firma y sello del emisor del pagaré.
  • Nombre social completo y de quien representa el que firma.
  • El importe del dinero debe estar representado en números y letras.
  • La denominación de "pagaré" debe estar inserta en el texto del título y expresada en el idioma en que se ha redactado.
  • La promesa pura y simple de pagar la cantidad determinada en la moneda oficial del país donde es emitido y en caso de ser convertible en moneda extranjera se realizará según la cotización oficial.

La falta de cualquiera de estos datos es razón para la nulidad del documento.

 

Tus dudas, opiniones o comentarios aquí 👇