Dentro del descuento de pagarés hay diferentes modalidades que determinan cómo se hace efectivo el cobro anticipado del pagaré. Las opciones pueden delimitarse más o menos según el órgano gestor de dicho descuento de pagaré. En concreto se puede dar a partir de una entidad bancaria común o a través de las llamadas entidades de financiación alternativas.

¿Qué es descuento de pagarés sin recurso?

El descuento de pagarés suele solicitarse por empresas y autónomos para conseguir liquidez en el menor tiempo posible. No obstante, la forma en la que se realiza puede determinar unos beneficios u otros para el solicitante y para el deudor.

descuento de pagares sin recurso

Una de esas modalidades es el descuento de pagarés sin recurso por la que quien descuenta el pagaré solicitado no responde de la solvencia del deudor o emisor. Simplemente la entidad intermediaria para el descuento es responsable de la legitimidad del proceso.

Lo más destacado de este tipo de operación es que el solicitante, ya sea una empresa o un autónomo, no debe preocuparse por el impago por parte del deudor. Es la entidad intermediaria quien debe hacer frente al cobro.

¿Qué ventajas tiene el descuento de pagarés sin recurso?

Hay dos ventajas principales en el hecho de descontar de pagarés sin recurso.

La primera de ellas se basa en la disposición inmediata de efectivo que pequeñas empresas consideran necesaria para poder afrontar todos los gastos con los que cuentan. Además, esa obtención de liquidez resulta imprescindible para la actividad de algunas empresas.

Muchas pequeñas y medianas empresas viven con grandes dificultades el día a día por los impagos y retrasos de sus clientes. Esta es una de las soluciones más comunes que han encontrado para agilizar el proceso. Se mejora, con ello, el balance en la tesorería de la empresa.

Por otra parte, la elección de un descuento sin recursos se basa en que el solicitante no tiene que devolver la cantidad adelantada ni hacer frente al posible impago del deudor. Por tanto, no aumentaría la deuda en su balance final, ni aparecería dentro del riesgo en la deuda que marca la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE).

Además, es una operación que solo vincula un pagaré concreto a diferencia del seguro de crédito que determina las operaciones siguientes de la empresa.

Diferencias entre descuento de pagarés con recurso y sin recurso

Diferencias entre descuento de pagarés con recurso y sin recurso

A diferencia del descuento sin recurso, el descuento de pagarés con recurso tiene la particularidad de que el cobro adelantado que pide el solicitante se hace efectivo por parte de la entidad financiera respondiendo de la solvencia del deudor. Así, este ente emisor del pagaré adquiere una deuda con la entidad financiera, pero si el deudor no hace frente a ella, es la empresa solicitante quien quedará obligada frente a dicha entidad.

Por tanto, en resumidas cuentas, el solicitante recibe un descuento de pagaré que deberá abonar al banco si el deudor principal no lo hace en un cierto plazo. Esa es la principal diferencia con el descuento sin recursos por el que el solicitante no debe hacerse cargo de la deuda en ningún momento. Al llegar la fecha de vencimiento, si el deudor no hace frente al pago, en un caso la deuda la asume el banco y en otro, lo hace el solicitante del adelanto.

Además, en el descuento de pagarés con recurso, todos los posibles endosantes del pagaré deberán responder al pago.

La empresa o particular solicitante adquiere de todas formas la liquidez que buscaba al comienzo, pero no evita la morosidad del pago. Esto es lo que hace que sea un proceso algo más popular que los endosos sin recursos en los bancos comunes que, al aceptar este tipo de proceso, se requiere un mayor número de comprobaciones. Además, el descuento sin recurso sólo se da en casos especiales dado que la entidad no suele tomar una responsabilidad económica tal. Por ello, este tipo de operaciones no se realiza como línea de descuento sino con un estudio caso a caso.

La diferencia que puede determinar la elección entre un tipo de operación u otra es el importe o interés que puede conllevar el descuento. En general, cada entidad establece una comisión por efectuar el servicio y suele variar entre los bancos y las entidades alternativas.

Lo esencial es comprobar los riesgos que cada caso tiene para el solicitante y ser consciente de la elección escogida.

Otras secciones que te pueden interesar: